Este sitio usa cookies

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La web utiliza servicios de terceros que, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con COAS en web@gecoas.com

MODELO EDUCATIVO

Modelo educativo grupo educativo Coas

OFERTA EDUCATIVA

Oferta educativa grupo educativo Coas

INSTRUMENTOS PEDAGÓGICOS

Instrumentos educativos grupo educativo Coas

INNOVACIÓN PEDAGÓGICA

Innovación pedagógica Coas

EDUCACIÓN TEMPRANA

Educacion temprana

Instalaciones

mun-logo-300px

Moodle y Coas

CONFIANZA Y DISCIPLINA

La armonía entre confianza y disciplina

La confianza encuentra su lugar propio en la relación interpersonal educativa. Padres y profesores pretenden una formación de valores, de dimensiones afectivas y de modos de comportamiento, que el hijo asume libremente como criterios propios. Pero además de este nivel personal, la educación familiar cuenta con un plano que se podría llamar institucional. Hay medios de control que siguen formas fijas. A este nivel se encuentra la disciplina.

 

En una primera aproximación podría parecer que confianza y disciplina se excluyen mutuamente, pero es posible establecer una relación entre ellas. Si la confianza lleva a otorgar libertad y cuenta además con el convencimiento de que el otro es capaz de resolver con responsabilidad personal los problemas que se plantean, sería superfluo todo control externo.

 

 

Debe darse una perfecta armonía entre confianza y disciplina, aunque no podemos olvidar que se mueven en dos planos distintos.

 

La confianza es una actitud y, como tal, sólo dice oposición a su contraria, la desconfianza.

 

En cambio, la disciplina se mueve a nivel de unas normas de control que adquieren sentido en orden a su finalidad y a las actitudes que son puestas en práctica.

 

La disciplina se entiende como:

El sistema de normas con las que se debe regular la conducta para lograr la formación de unos criterios y reglas que son aceptados como buenos.


En cuanto tal, la disciplina tiene por función dotar a los hijos de las características de comportamiento que les serán útiles para una buena integración en la familia primero, y en la sociedad después.


Es el medio ideal para que se desarrolle la libertad personal y persigue también, la interiorización de los buenos criterios, de los valores que deben regir el comportamiento maduro.

 

Además, la necesidad de la disciplina se defiende por el mismo desarrollo de los niños:

a) Es exigencia del proceso de socialización, que se realiza principalmente en la familia, sin ella se produce un desconcierto por el desconocimiento de las normas que rigen en la sociedad.
b) La exige la maduración moral de la personalidad.
c) La interiorización de valores y normas de conducta moral sería dificultada si no se contara con la ayuda de la disciplina.
d) La disciplina, comporta seguridad emocional.

 

Conviene señalar a los padres y educadores que deben evitar actitudes que son contrarias a la confianza. Por ello, no caben el sarcasmo o la intimidación como medios correctivos, ni tampoco el negativismo o el desprecio manifiesto de alguna característica personal.

 

Es propio de la autoridad el mantenimiento de un cierto control y la asignación de funciones a los niños. Es como un papel de arbitraje que tiene la función de alentar iniciativas y coordinarlas.

 

Un cauce para inculcar a los niños la actitud de confianza es el trabajo de equipo, por el que aprenden a aunar la propia responsabilidad en la tarea encomendada, con la confianza puesta en la colaboración recibida de los demás.

 

La distribución de tareas en casa puede contribuir también al aprendizaje de la confianza a nivel operativo. Debe haber ausencia de acusación y discriminación en el trato y así se favorecerá la confianza mutua.

 

La confianza exige una reiteración de las enseñanzas que permitan a cada niño captarlas en el momento preciso en que puedan asimilarlas personalmente.

 

Resumiendo: la autoridad se concreta en la disciplina, se refuerza con la confianza y se desarrolla dando pequeñas responsabilidades.

 

La confianza encuentra su influjo disciplinar más fuerte en el refuerzo de la conducta del niño. Este refuerzo puede conseguirse si el educador resalta los aspectos positivos. Otro modo, que es también manifestación de confianza, es el refuerzo conseguido con la alabanza que responda siempre a la verdad y tenga siempre medida.

 

Es interesante también ofrecer a los niños una visión equilibrada de sus cualidades positivas y de las que no lo son.

 

Finalmente, la confianza debe encontrar siempre cauces nuevos para lograr que los niños resuelvan una determinada dificultad. No se deben ofrecer repetidamente los mismos caminos para obtener un determinado resultado, porque podría producirse el cansancio o la disminución de la confianza en sí mismos. Los educadores tienen en sus manos la posibilidad de plantear estrategias nuevas, de modo que se llegue al resultado apetecido aunque por un camino diverso.

 

Padres: Hay que aprender a decir NO

Un momento difícil en la educación es el decir que NO.

 

El educador, sea quien sea, ha de decir muchas veces NO a las peticiones del niño. Y éste, a su vez, debe decirse a sí mismo NO; siempre y cuando su inteligencia se lo indique así. No es más que la formación de la voluntad.

 

Se puede decir que lo primero es:

Tener inteligencia rica en buenos criterios, con un caudal de doctrina que nos ayude a reconocer lo bueno y reconocer y rechazar lo malo.

 

Y lo segundo:

Actuar, hacer, intentar, ejercitar la voluntad.

 

En el fondo, por tanto, la mayoría de estos problemas de voluntad tienen sus raíces en los primeros años de la vida.

 

Un niño no sabe exigirse lo que tiene que hacer o negarse lo que no debe hacer si no ha sido enseñado a hacerlo así. En concreto, se pude decir que es un problema de padres o profesores poco firmes.
La voluntad del hijo, aun teniendo su propia personalidad, es el reflejo de la voluntad del padre, de la madre, o de los dos.


Cualquier norma de disciplina debe tener como fin una persona determinada y, por lo tanto, su formación interior. Una norma educativa válida ha de servir para toda la vida.

 

Sonreir con cariño cuando se manda algo difícil ayuda a obedecer.

 

Hay que decir NO muchas veces a lo que no conviene y hay que ser firmes. No se pueden variar los criterios sin más ni más, y las formas serán más amables, más razonables. Los niños, a partir de los cinco o seis años, entienden mejor los razonamientos.

 

La obediencia impuesta por la fuerza, saltándose la inteligencia, lleva a resultados negativos.

 

En la personalidad influyen los siguientes aspectos:

- La herencia biológica.
- El ambiente familiar y social.
- Y la libertad.

 

Cada cual ha recibido en gracia unos talentos y sobre ellos y con ellos ha de trabajar y madurar. Ésta debería ser una de las primeras tareas a resolver: averiguar lo más exactamente posible cuáles son estos talentos de los niños que nos rodean, a los que hemos de ayudar a madurar y a ser felices. Veremos entonces su nivel y el tiempo que necesitan para avanzar, es decir su capacidad y posibilidades.

 

Finalmente podemos llegar a las siguientes conclusiones:

- Es preciso que la educación del niño se haga de modo personal, directo y en positivo.
- Considerar de vez en cuando la parábola de los talentos: es el grito interior de cada niño _ ¡Ayúdame!

Barrio aiartza, 5 48180 LOIU (Colegio Ayalde) Tlf: 94 464 66 88 - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Copyright - Grupo educativo Coas