1º Bachillerato

Curso 2011/12

ERAIN Ikastetxea

Dpto. Religión

LA DEVOCIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Juan Bernabé

Jaime Garmendia

Mikel Ormazabal

a

 

Índice

Presentación

¿Qué es la devoción al Sagrado Corazón de Jesús?

Un poco de historia

Los Papas y la devoción

Sta. Margarita

La devoción al Sagrado Corazón en España

Bernardo de Hoyos

País Vasco

Solemnidad litúrgica

Oraciones

Bibliografía 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La devoción al Sagrado Corazón en España

En España la devoción al Corazón de Jesús comienza casi medio siglo después de las apariciones. Los orígenes del culto al Corazón de Jesús en España se sitúan en la década de 1729 a 1739.

Los primeros difusores del culto fueron un grupito de jóvenes estudiantes de teología en el Colegio de San Ambrosio de Valladolid (Compañía de Jesús). Los principales promotores fueron Agustín de Cardaveraz (1703-1770) y Bernardo de Hoyos (1711-1735).

Los dos jóvenes contagiaron la devoción a los Padres Pedro Calatayud (1689-1773), Juan de Loyola (1686-1762), Pedro de Peñalosa (1692- 1772) o Francisco Javier Idiáquez (1711-1790). A ellos se deben los primeros tratados en español sobre la devoción al Corazón de Jesús.

En pocos años, el culto se extendió rápidamente. El pueblo lo aceptaba y muchos obispos lo favorecían.

También en España comenzó la difusión de esta devoción a través de las congregaciones o cofradías del Corazón de Jesús, que brotaron rápidamente a partir de 1733 y en poco más de tres décadas, hasta la expulsión de la Compañía en 1768, se multiplicaron de forma sorprendente. La iniciativa de utilizar las cofradías para extender aquella devoción, se debe al P. Hoyos, que ya en 1733 animaba al P. Calatayud a establecerlas en las misiones populares, a imitación de las que se habían fundado en otras naciones con aprobación pontificia.

A mediados del XVIII ya comenzaron a aparecer las primeras imágenes del Corazón de Jesús en algunas iglesias, muy pocas todavía, en donde se representa el Corazón aislado, conforme a las visiones de Margarita, con la llaga, las llamas y la corona de espinas.

Las expulsiones de la Compañía de España (1767) y la supresión por el Papa en 1773 supusieron el colapso de la devoción que muchos consideradaban “jesuítica”. Cuando los jesuitas retornaron a España en 1815 puede decirse que las manifestaciones externas de la devoción al Corazón de Jesús habían desaparecido casi del todo. Para restablecer las congregaciones corazonistas fue necesario partir casi de cero.

Se retoma la devoción durante la segunda mitad del XIX y la primera mitad del XX alcanzando un gran éxito, llegando a ser una gran multitud las cofradías corazonistas. También en España la devoción al sagrado Corazón de Jesús se extendió de la mano de El Apostolado de la Oración.

Hay que destacar la entronizaciones del sagrado Corazón en el Cerro de los Ángeles, en el centro geográfico de España, con la consagración de toda la nación por el rey Alfonso XIII el 30 de mayo de 1919.